Health and FitnessDiagnóstico y Tratamiento De La Fascitis Plantar

ronaldlizotteDecember 31, 2020108 min

Diagnóstico
La fascitis plantar se diagnostica en función de su historial médico y examen físico. Durante el examen, su médico buscará áreas sensibles en su pie. La ubicación de su dolor puede ayudar a determinar su causa.

Pruebas de imagen
Por lo general, no se necesitan pruebas. Su médico podría sugerirle una radiografía o una resonancia magnética (IRM) para asegurarse de que otro problema, como una fractura por sobrecarga, no le esté causando dolor.

A veces, una radiografía muestra un trozo de hueso que sobresale (espolón) del hueso del talón. En el pasado, estos espolones óseos a menudo se culpaban por el dolor en el talón y se eliminaban quirúrgicamente. Pero muchas personas que tienen espolones óseos en los talones no sienten dolor en el talón.

Tratamiento
La mayoría de las personas que tienen fascitis plantar se recuperan en varios meses con un tratamiento conservador, que incluye reposo, aplicación de hielo en la zona dolorida y estiramientos.

Medicamentos
Los analgésicos como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y el naproxeno sódico (Aleve) pueden aliviar el dolor y la inflamación causados ​​por la fasciitis plantar.

Terapias
Los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento o el uso de dispositivos especiales pueden aliviar los síntomas. Incluyen:

Terapia física. Un fisioterapeuta puede mostrarle una serie de ejercicios para estirar la fascia plantar y el tendón de Aquiles y fortalecer los músculos de la parte inferior de la pierna. Un terapeuta también podría enseñarle a aplicar vendajes atléticos para apoyar la planta del pie.
Férulas nocturnas. Su fisioterapeuta o médico puede recomendarle que use una férula que estire la pantorrilla y el arco de su pie mientras duerme. Esto mantiene la fascia plantar y el tendón de Aquiles en una posición alargada durante la noche para promover el estiramiento.
Ortesis. Su médico puede recetarle soportes para el arco (aparatos ortopédicos) listos para usar o personalizados para ayudar a distribuir la presión en sus pies de manera más uniforme.

Procedimientos quirúrgicos u otros
Si las medidas más conservadoras no funcionan después de varios meses, su médico puede recomendar:

Inyecciones. La inyección de medicamentos esteroides en el área sensible puede proporcionar un alivio temporal del dolor. No se recomiendan varias inyecciones porque pueden debilitar la fascia plantar y posiblemente hacer que se rompa. Mediante imágenes de ultrasonido, se puede inyectar plasma rico en plaquetas obtenido de la propia sangre del paciente para promover la cicatrización del tejido.
Terapia de ondas de choque extracorpóreas. En este procedimiento, las ondas sonoras se dirigen al área del dolor en el talón para estimular la curación. Por lo general, se usa para la fascitis plantar crónica que no ha respondido a tratamientos más conservadores. Algunos estudios muestran resultados prometedores, pero no se ha demostrado que sea eficaz de forma constante.
Reparación de tejidos por ultrasonidos. Esta tecnología mínimamente invasiva fue desarrollada en parte por los médicos de Mayo Clinic. Utiliza imágenes de ultrasonido para guiar una sonda en forma de aguja hacia el tejido de la fascia plantar dañado. Usando energía de ultrasonido, la punta de la sonda vibra rápidamente para romper el tejido dañado, que luego se succiona.
Cirugía. Pocas personas necesitan cirugía para separar la fascia plantar del hueso del talón. Por lo general, es una opción solo cuando el dolor es intenso y otros tratamientos han fallado. Puede realizarse como un procedimiento abierto o mediante una pequeña incisión con anestesia local.

ronaldlizotte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *